viernes, 16 de septiembre de 2011

Una pizca de mudanzas

Mucho tiempo llevo yo con esto abandonado. Con todo el lío de preparar las cosas y venirme a Bruselas tuve que dejar de lado los blogs y centrarme en lo más importante, cómo organizarlo todo para que las maletas no se pasaran del peso que me dejaban. Ay dulce tentación de ponernos ocho capas de ropa por encima para no dejarnos nada atrás... en fin, hoy es mi cumplesemana (no creo que eso ni siquiera exista) aquí y ya me va tocando volver a hacerme cargo de mis estupendas responsabilidades.
Esta vez sí que puedo decir que he recibido súplicas de entradas nuevas y más recetas, cómo se nota cuando no estamos en casita verdad? Por lo tanto, gentes ya hartas de pasta, sandwiches y pizzas aquí os traigo la receta de hoy,

Pollo al orégano con arroz
De siempre me ha gustado el pollo hecho así y, oh sorpresa la mía, cuando me enteré que era tan fácil de hacer. Aquí lo malo es que no tenemos batidora, por lo tanto lo vais a tener que disfrutar vosotros por mi,

Los ingredientes
- 4 dientes de ajo grandecitos
- 1/2 cucharadita de orégano
- 1/2 cucharadita de comino molido
- 1 pizca de pimienta molida
- 1 pastilla de avecrem u otro caldo concentrado
- 1/2 vaso de vino blanco
- Una pizca de colorante (que no parezca que el pollo no ha pisado la playa en todo el verano)
- Los muslos de pollo que queráis hacer
- Un vasito de arroz de microondas

Las herramientas
- Olla
- Batidora y vaso de batidora

Pasito a pasito
1. Se trituran los ajos, el orégano, el comino, la pimienta y el vino blanco hasta que quede un líquido más o menos uniforme
2. Salamos el pollo, echamos un chorrito de aceite en una olla y los freímos. Hay que ir dándoles la vuelta para que se moreen uniformemente.
3. Se añade lo que hemos triturado y la pizca de colorante
4. Se deja haciéndose a fuego medio. Hay que moverlos también de vez en cuando, pero tampoco os pongais ahí a girar y girar hasta que el pobre pollo acabe mareado, un término medio.
5. El arroz de la foto es realmente hecho por mí, pero se puede acompañar por los vasitos de arroz que vienen ya mediohechos y así ahorráis tiempo

Todo buen cuento, va con moraleja
- Como véis, en esta receta se usa orégano, comino, pimienta... son típicas cosas que de primeras no se te ocurre comprar, o no parecen básicas, pero si os hacéis con un especiero básico es muy útil para darle un poco de gracia a vuestros platos. Así de entrada, tened en casa siempre pimienta, orégano, comino y pimentón, luego ya iréis añadiendo lo que más os guste.
- En vez de vino blanco también se puede hacer la receta con agua y coñac, aunque os recomiendo también que compréis un cartón de vino blanco y lo uséis para hacer carnes, les da mucho sabor.

La valoración del chef
Receta fácil  de hacer y bastante aparente a la hora de demostrar que cocinamos. De vez en cuando está bien salir del mundo del filete y atreverse a hacer otro tipo de carnes, así que intentadlo!

Espero que os haya gustado lo de hoy y prometo estar más centradita a partir de ahora con mis quehaceres bloggeriles.

Recibe las entradas por correo!